1 mar. 2013

40 años de labor ininterrumpida en la producción agropecuaria merideña

Agzam: Gremio ganadero de altura

El productor Germán Monzón Salas, como conocedor de toda la historia de Agzam, recuerda que la creación de esa asociación había sido una idea que por muchos años los ganaderos de Mérida contemplaban, y cuando en el año 1960 se creó la Asociación de Ganaderos del Municipio Alberto Adriani, la conformación de la Agzam se aceleró debido al entusiasmo de los productores.

Es por eso que en el año 1970 se crea Agzam, por intermedio de una junta pro desarrollo de la ganadería de altura, a la misma sigue la primera directiva conformada por César Marquina, presidente honorario; Pedro Uzcátegui Urdaneta, presidente; Germán Monzón Salas, vicepresidente; Alfredo Dinni Ruiz, secretario de relaciones públicas; Luis Alipio Burguera, tesorero; y como suplentes Eloy Dávila Celis, quien fue rector de la Universidad Central de Venezuela; el comandante Carlos Sánchez Venega, Gustavo Pérez, el siempre recordado Augusto Rodríguez Aranguren y Alfonso Rivas.

La asociación se fundó utilizando viviendas particulares, las cuales sirvieron de sede para las primeras reuniones del gremio, pasando a funcionar posteriormente en el edificio del Banco Obrero, antiguo Colegio San José, donde estuvo Agzam por varios años, destacándose el período 1972-1975, presidido por Germán Monzón Salas.

Fue tomando cuerpo y vigencia, y las siguientes directivas fueron presididas por Rigoberto Guillén, Antonio Marquina, Alberto Newman, Edecio Molina, Antonio Rivas, Luis Guillermo Hernández, Freddy Garcés, Deily Carrasco de Dávila, Reinaldo Celis, Rafael Araque y Henry Jourdan, quien actualmente dirige los destinos de la misma.

Agzam ha cumplido un papel muy importante para el desarrollo de la ganadería de altura –cercana a los 2 mil m.s.n.m.–, la cual se inicia con pequeños fundos donde se ordeñaban las vacas a mano y se producía queso ahumado que los ganaderos llevaban a Ejido, Lagunillas y a los mercados de Mérida.

Importantes logros 

Es Agzam la que promueve el programa para el desarrollo de la ganadería de altura, que nace luego de reuniones entre la Asociación y la ULA, en las que dieron sus aportes Corpoandes y la Universidad Central de Venezuela.

Así nace la hacienda “El Joque”, perteneciente a la ULA, y donde se desarrolló un programa de ganadería de altura con técnicos especializados en la materia, que arrojó excelentes resultados para la posterior producción.

Un importante logro de Agzam fue haber cambiado el patrón de comercialización de la leche de la zona, gracias a la implementación de receptorías de ésta, la primera de ella fundada en el sector Las Cruces, en el año 1972, para posteriormente iniciar operaciones, en 1975, otra en La Azulita.

Reconoce Monzón Salas, que para la época fue determinante el aporte de Carlos Febres Pobeda y el general Gustavo Pardi Dávila, quienes no escatimaron esfuerzos en ayudar a levantar estas propuestas a través de Corpoandes.

Es así como un grupo de ganaderos merideños fueron a Canadá, de donde trajeron más de 200 vientres de raza Holstein, la más alta importación de ganado de la época, y que fueron distribuidos en Mérida y Táchira, con excelentes resultados para la producción de leche en la región y para mejorar la genética de las fincas de la zona.

Todos estos esfuerzos del programa de ganadería de altura dieron resultados óptimos, y para el año 1986 la zona alta producía hasta 130 mil litros diarios, producción que por otros factores fue disminuyendo posteriormente, por la que Agzam, con la incorporación de nuevas importaciones de Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelandia y Costa Rica marca pauta.

Por ello es importante la incorporación de nuevos ganaderos y sus familias para la recuperación de esos excelentes resultados.

Las ferias agropecuarias 

Como fundador de la Asociación de Ganaderos de la Zona Alta, Germán Monzón Salas recordó que la primera feria agropecuaria de la región fue realizada por el gobierno estatal que presidió el general José Rafael Dávila, cuando se conmemoraba el primer centenario de la muerte del Libertador, en el año 1930, específicamente en la hacienda Santa María.

Luego, en el año 1943, el doctor Tulio Chiosone organizó la segunda feria agropecuaria, en un local donde se construía un preventorio social femenino, bajo el nombre de María Teresa Bolívar.

La tercera feria agropecuaria de Mérida se remonta al año 1958, bajo la organización del para ese entonces Ministro de Agricultura y Cría, Héctor Hernández Carabaño, mientras que la siguiente se hizo siete años después, en 1965, en la hacienda El Rosario, cerca de la urbanización Humboldt de la ciudad de Mérida, gracias a la organización de Alfonso Dávila Matute.

Recuerda Germán Monzón Salas, que también se realizó la feria de este tipo en 1975, en terrenos adyacentes a las dependencias del Ministerio de Agricultura y Cría, y para ese entonces ya existía la Asociación de Ganaderos de la Zona Alta del Estado Mérida (Agzam), para luego realizarlas, bajo la presidencia de Alberto Newman, en terrenos del estadio de béisbol ubicado en Santa Juana.

Posteriormente Agzam, ha realizado continuamente las exposiciones agropecuarias en el marco de la Feria Internacional del Sol en la que cabe mencionar la gran labor del ex presidente de la asociación, Freddy Garcés, por todas las ferias realizadas en el Parque de Exposiciones Román Eduardo Sandia.

Finalmente, Monzón expresa que al estado Mérida le hace falta un moderno Parque Exposición Agropecuaria, con comodidades para el público en amplias y apropiadas instalaciones y así proyectar nuestra vocación y riqueza agrícola.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darnos sus comentarios. Lo revisaremos y enviaremos una respuesta de ser necesaria. Recuerde que sus comentarios serán moderados para evitar palabras no aptas para menores.