26 feb. 2013

La Mastitis

La MASTITIS es una enfermedad causada por microorganismos que invaden la ubre cuando los macroorganismos (los hombres) operan mal la maquina de ordeño, produciéndose un proceso inflamatorio leve o severo.

Tipos de mastitis

La inflamación de la ubre se caracteriza por:

  • cambios en el tejido glandular
  • cambios en la leche
Cuando estos cambios son detectables mediante inspección y/o palpación, hablamos de mastitis clínica.
m1
Si no hay cambios detectables clínicamente, se recurre a métodos indirectos de campo o de laboratorio. Si éstos son positivos, hablamos de mastitis subclínica. La mastitis clínica causa pérdidas económicas evidentes para el ganadero, lo que concita su preocupación para resolver el problema. El impacto económico de la mastitis subclínica no es evidente sin un análisis de pérdidas de producción en un período largo (un año o más), razón por la cual es difícil de comprometer a los ganaderos en la decisión de tomar medidas de control.

La mastitis es un problema poblacional multifactorial imposible de erradicar; por consiguiente, su control depende de la aplicación de un sistema integral de medidas cuyos objetivos son:

a) Reducir la tasa de nuevas infecciones
b) Reducir el tiempo de infección de cada caso de mastitis


EPIDEMIOLOGÍA

MICROORGANISMOS

Se puede agrupar los agentes infecciosos en 3 categorías:

1) Los que causan mastitis contagiosa
  • Streptococcus agalactiae 
  • Staphylococcus aureus coagulasa positivo
  • Mycoplasma spp
m2
m3

2) Patógenos comunes del entorno ambiental en que viven las vacas
  • coliformes 
  • estreptococos ambientales
  • estafilococos coagulasa negativos
mt1

3) Patógenos no comunes del medio ambiente
  • Arcanobacterium pyogenes 
  • Pseudomonas aeruginosa 
  • levaduras
  • Nocardia asteroides 
  • algas Protothecaspp
  • otros
EL HOMBRE

El rol del hombre en el problema de la mastitis abarca varios niveles:

a) el primer nivel son los ordeñadores; las tasas de mastitis siempre son más elevadas en hatos mal ordeñados. El buen ordeño depende de varios elementos:
  • Buena disposición del ordeñador para el trabajo
  • Capacidad de identificación de las vacas, sus características y sus problemas
  • Capacitación en el mejor arte del ordeño
b) el segundo nivel es el jefe de planta, responsable del personal y encargado del control del ordeño, del enfriamiento y del despacho de la leche; que incluye la supervisión de la correcta aplicación de los procedimientos, el mantenimiento de todos los equipos y la disponibilidad de un adecuado stock de repuestos;

c) el tercer nivel lo juega el médico veterinario que es responsable de la planificación de toda la operación. Con la ayuda de técnicos especializados es responsable de:
  • elaborar manuales de procedimientos – y enseñar su aplicación – para:
    a- el ordeño, el enfriamiento y el mantenimiento de todos los equipos;
    b- el control de la mastitis;
  • seleccionar los implementos (p. ejem: pezoneras), materiales (detergentes y limpiadores, desinfectantes) y medicamentos que deben emplearse; e instruir al personal sobre su uso;
  • realizar o supervisar los controles con CMT u otros y decidir, en base a los resultados, la redistribución de los lotes de vacas y el orden del ordeño;
  • decidir sobre la toma de muestras de leche para cultivos y antibiogramas;
  • hacer el análisis estadístico mensual de monitoreo de la mastitis;
  • decidir sobre el rol y método de secado de las vacas;
  • seleccionar las vacas de saca por problemas de mastitis u ordeño;
d) el cuarto nivel depende de la administración o gerencia, que tiene que aprobar el plan de trabajo técnico del ordeño y el presupuesto de gastos, así como asegurar los fondos para la compra oportuna de los insumos que se requieran.

e) el quinto nivel, por último, depende de la gerencia general o del propietario de cuyas decisiones dependerá la eficiencia y eficacia de la gestión empresarial.

La Máquina de Ordeño

La máquina de ordeño es el tercer elemento de este complejo etiológico que es la mastitis. Aquí cabe hacer la siguiente advertencia: la mejor máquina de ordeño sólo será tan buena como el hombre que la maneje; el complemento de esta frase es que el mejor ordeñador sólo será bueno en la medida en que la calidad (y el mantenimiento) de la máquina se lo permita.

Algunas características del ordeño mecánico:
  1. Nivel de vacío: 40 kPa (12” Hg) en línea baja
  2. Vacío estable; fluctuaciones < 7 kPa (< 2” Hg)
  3. Flujo de aire en el sistema, que se comprueba con medidor de flujo
  4. Reserva de vacío por unidad de ordeño: > 60 L/unidad

h1
5. Vacío del pulsador: tiempos c+d de cierre o colapso de la pezonera debe constituir 0.4 a 0.5 de una pulsación de un segundo.
h2
6.- Frecuencia de pulsaciones: 50 a 60 por minuto

7.- Reemplazo de pezoneras: según su fabricación pueden durar 1200 a 5000 ordeños. Un establo que ordeña 500 vacas 2 veces al día con una sala de ordeño de 16 unidades y utiliza pezoneras con una vida de 2500 ordeños, debe cambiar todo el juego de pezoneras cada 40 días

Es conveniente aclarar que cuando hablamos de la máquina de ordeño, nos referimos en realidad a todo el sistema y el equipo de ordeño; que no depende sólo de las características que le ha dado el fabricante sino también, y quizás fundamentalmente, de la ejecución hasta el más mínimo detalle tanto de la construcción de la sala de ordeño e instalación de los equipos, como también de su ubicación en armonía con las demás instalaciones del establo y del mejor acceso a fuentes de energía eléctrica, disponibilidad de abundante agua de buena calidad y baja dureza y red de desagüe. No es muy conocido en nuestro medio el grave problema que constituye para el ordeño y las vacas la presencia de electricidad parásita (stray voltage, en inglés) de bajo voltaje (1 a 10 V) que suele convertirse en una importante causa de mastitis.


Electricidad parásita (stray voltaje)

La detección persistente de valores elevados en el recuento de células somáticas – con o sin incremento en la tasa de mastitis clínica – obedece generalmente a deficiencias en los sistemas de control de mastitis, particularmente en el funcionamiento del ordeño mecánico. Si luego de corregir o de descartar estos factores subsisten los recuentos elevados de células somáticas, en necesario llevar a cabo una revisión de las instalaciones eléctricas asociadas a la sala de ordeño con un técnico en electricidad y electrónica, ya que existe la posibilidad de que exista una carga eléctrica de baja intensidad en la sala (> de 1-2 mA, equivalente a > de 0.5 a 2 V la que se conoce como electricidad parásita, que está asociada a una deficiente conexión a tierra.

Las vacas son muy sensibles a la electricidad parásita y se muestras nerviosas o incómodas al ingresar a la sala de ordeño y/o al ser ordeñadas.

La detección de electricidad parásita requiere el uso de un voltímetro con una resistencia de 500 ohms.

h3

Patógena de la Mastitis

La punta del pezón es la estructura clave para entender cómo se produce la mastitis.
p1
p2
p3
p4


Investigación y publicación por Nelson Sanchez el Miércoles 23 de Noviembre de 2012 para geneticagzam.blogspot.com Tomado de http://dcunliffe.perulactea.com Fuente: http://handresen.perulactea.com/2008/08/05/capitulo-3-mastitis/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darnos sus comentarios. Lo revisaremos y enviaremos una respuesta de ser necesaria. Recuerde que sus comentarios serán moderados para evitar palabras no aptas para menores.